La lectura es una parte increíblemente importante del desarrollo emocional e intelectual de su hijo.  Unas buenas habilidades de lectura preparan a tu hijo para el éxito más adelante en la vida de muchas maneras.

Su hijo aprenderá nuevas palabras y mejorará tanto sus habilidades de asociación lingüística como los fundamentos del lenguaje

La lectura aumenta la capacidad de aprendizaje de su hijo en todas las materias, no sólo en lengua y lectura.

Escuchar y leer cuentos ayuda a su hijo a dominar los conceptos de lógica, juicio y relaciones de causa y efecto.

La lectura ayuda a tu hijo a mejorar su capacidad de concentración y a desarrollar una mayor capacidad de atención.

Muchos padres leen cuentos a sus hijos cuando son demasiado pequeños para leer por sí mismos. A medida que sus hijos crecen, inculcarles el amor por la lectura puede ser crucial para sus habilidades lingüísticas, su independencia y su desarrollo emocional.

Cuando su hijo está aprendiendo a leer, o si tiene dificultades para leer por sí mismo, hay muchas cosas que usted, como padre, puede hacer para ayudar a mejorar sus habilidades.

1. Establezca una rutina de lectura regular

Las investigaciones indican que reservar un tiempo diario para leer a su hijo y con él puede aumentar sustancialmente sus habilidades de lectura en muchas áreas, incluyendo:

  • La comprensión lectora
  • Habilidades de vocabulario
  • Aprender a reconocer palabras que ya conoce
  • Aprender a pronunciar palabras desconocidas

Si su hijo aún no ha aprendido a leer, la incorporación de una rutina diaria de cuentos en su horario le inculcará la importancia de la lectura que, con suerte, seguirá apreciando cuando aprenda a leer por sí mismo.

A medida que tu hijo aprenda a leer por sí mismo, puedes continuar con la hora del cuento diaria o nocturna. Cambie gradualmente la responsabilidad de la lectura a su hijo para que sea él quien le lea a usted y no al revés. Esto le animará a leer sin su ayuda, pero le permitirá hacerlo en un entorno en el que usted sigue pudiendo ayudarle a descifrar palabras desconocidas o difíciles.

2. Anime a su hijo a leer con regularidad

Hay dos maneras muy eficaces de animar a su hijo a leer con regularidad. Una de ellas es hacer que los libros estén disponibles en toda la casa. Atraiga a su hijo a los cuentos colocando libros en estanterías o cestas en las habitaciones de su casa.

Tener libros de su nivel de lectura disponibles en el coche, en el baño, junto a su cama e incluso en el salón, junto al televisor, indicará a su hijo que la lectura es importante y fácilmente accesible.

Los padres son el mejor ejemplo para sus hijos, y es probable que los suyos emulen el comportamiento que usted muestra. Si su hijo le ve leer antes de acostarse cada noche, es más probable que haga lo mismo. Del mismo modo, cuando tu hijo te ve leer por tu propio placer, verá de primera mano que la lectura es para disfrutar y no sólo para aprender.

3. Ayude a su lector reacio a encontrar libros que le gusten

Si su hijo parece no estar interesado en la lectura, puede que no sea porque no le guste leer. El origen del problema podría ser simplemente que no les gusta leer los libros que tienen.

Encontrar el género o el tipo de historia adecuados podría ser la clave para despertar finalmente el interés de su hijo.

Intente exponer a su hijo a muchos tipos de historias diferentes. Cuanto más interesado esté su hijo en el tema de un libro, más ganas tendrá de leerlo.

Los misterios, la ciencia ficción y las historias de aventuras son especialmente populares entre los niños y niñas con imaginación aventurera. Si tu hijo siente una gran curiosidad por los animales, el espacio exterior o las máquinas de construcción, intenta proporcionarle material sobre esos temas.

Siguiente entrada

La crianza de un hijo es una hermosa aventura que necesita mucho amor y atención

Vie Mar 5 , 2021
La crianza de un bebé es muy difícil, por todos los aspectos que involucra y que deben realizarse muy bien para conseguir efectivos resultados que […]
178295