La comunicación es uno de los aspectos más relevantes en el desarrollo de los niños, además, les permite ir teniendo cada vez más confianza en sí mismos.

Hoy os vamos a dejar unos ejercicios y actividades para que tu peque aprenda a comunicarse correctamente tanto con la familia como con el resto de personas que le rodea.

Cómo fomentar la comunicación con los niños

Mírale a los ojos:

Cada vez que hables con tu peque, hazlo mirándole a los ojos y en la medida de lo posible ponte a su misma altura. De este modo, el niño se fija en los movimientos de tu cara y en los propios gestos para reproducirlos lo mejor posible (no olvides que aprenden mucho por imitación). Esto, además, refuerza el vínculo y la confianza entre padres e hijos.

Tiempo de calidad:

Dedica unos minutos al día a hablar con tu hijo, sin distracciones y en un lugar de la casa que sea cómodo y tranquilo. Puedes hacerle preguntas acerca de lo que ha pasado en el día, qué ha hecho en la guarde o en el cole, qué es lo que más le ha gustado del día… Con ello, le ofreces herramientas para que aprenda a dialogar de manera fluida y se sentirá seguro en el momento que tenga que mantener una conversación con cualquier persona.

No le interrumpas:

Si está hablando es importante dejarle terminar lo que nos quiere decir sin interrumpirle para corregirle o para dar nuestra opinión. ¡Escuchemos lo que tienen que decirnos!

Leer juntos:

Contar un cuento antes de dormir es una actividad que les viene genial. Podría leer algunos párrafos en voz alta o si aún no lee, ir comentando en voz alta lo que ve en las imágenes del cuento. Además de fomentar el buen hábito de la lectura, esto enriquece su vocabulario y les facilita aprender a leer.

Esperamos que con estas pequeñas pautas y ejercicios que te comentamos hoy, puedas ir iniciando el desarrollo de su comunicación y puedan ir aprendiendo cómo desenvolverse y relacionarse correctamente con su entorno.

Siguiente entrada

Escucha a tu hijo

Sáb Ene 9 , 2021
Escucha a tu hijo: Ser escuchado es ser validado por lo que eres. Sea lo que sea que te tenga que decir, para él, es […]
Escucha a tu hijo-