Como padres, es muy importante que animemos a nuestros hijos a desarrollar las habilidades necesarias para ser independientes a medida que crecen y se desarrollan. Los niños necesitan aprender a hacer ciertas cosas por sí mismos lo antes posible para ayudarles a desarrollar un sentido de independencia a medida que se convierten en adultos autosuficientes.

Cuanto más independientes sean nuestros hijos, menos necesitarán depender de nosotros. Este tipo de habilidades vitales ayudan a desarrollar su sentido de la autonomía y a aumentar su confianza a la hora de cuidar de sí mismos. La autosuficiencia también ayuda a los niños a desarrollar una sana autoestima, lo que es crucial a la hora de establecer relaciones sociales.

Nunca es demasiado pronto para dotar a los niños de las habilidades que necesitarán para desarrollar su independencia. He aquí algunos consejos útiles que pueden resultarle útiles para ayudar a su hijo a convertirse en un individuo bien adaptado al mundo real en el futuro.

Deje de hacer todo por su hijo

Es natural que, como padres, queramos hacer todo lo posible para ayudar a nuestros hijos y tratar de darles la mejor vida posible. Queremos estar ahí para nuestros hijos y a menudo nos encontramos haciendo todo por ellos. Incluso puede parecer una forma estupenda de demostrar amor y afecto. Sin embargo, hay momentos en los que debemos permitir que los niños prueben nuevas experiencias o hagan ciertas cosas por sí mismos, sin ninguna intervención o ayuda de mamá o papá.

Por muy difícil que nos resulte como padres, debemos recordar que los niños aprenden mejor cuando se les permite hacer cosas por sí mismos. Por lo tanto, haz un esfuerzo para que tu pequeño realice algunas tareas por sí mismo. Empiece con cosas sencillas, como dejar que los niños hagan sus propias camas, guarden su ropa y le ayuden a poner la mesa para las comidas. Esta es una forma estupenda de ayudar a los niños a convertirse en adultos completos que sepan cuidar de sí mismos.

Dé a su hijo responsabilidades

Otra buena estrategia para ayudar a los padres a criar a sus hijos de forma independiente y completa es darles tareas adecuadas a su edad. Esto enseña a los niños la importancia de la responsabilidad y los prepara para la vida adulta. Los estudios han demostrado que los niños que tienen la oportunidad de ayudar en las tareas desde una edad temprana crecen siendo más independientes que sus compañeros que no han aprendido este tipo de habilidades para la vida.

Empieza por permitir que tu hijo realice en casa algunas tareas adecuadas a su edad. Estas tareas pueden ser sencillas, como doblar la ropa, guardar los juguetes y ayudar a preparar la comida. No sólo es una forma excelente de ayudar a los niños a ser más independientes, sino también de hacerles sentir que son una parte valiosa e indispensable de la familia.

Fomentar la resolución de problemas

El instinto paterno de intervenir y solucionar los problemas de nuestros hijos puede ser difícil de evitar, sobre todo cuando vemos que nuestros hijos tienen dificultades. Sin embargo, dejar que nuestros hijos afronten ciertos problemas por sí mismos es un paso importante para ayudarles a ser independientes. De hecho, este tipo de situaciones son oportunidades perfectas para que aprendan a pensar y encontrar soluciones por sí mismos.

Aunque esto no significa que los padres no deban ofrecer ayuda o asistencia, hay una forma de fomentar las habilidades de resolución de problemas de forma más independiente. Puede animar a su hijo a encontrar soluciones a los problemas haciéndole preguntas sobre el «cómo». Por ejemplo, si su hijo ha perdido el autobús escolar porque se ha levantado tarde, puede preguntarle algo como: «¿Cómo te vas a asegurar de levantarte temprano para no perder el autobús la próxima vez?». O si tu pequeño ha destruido accidentalmente el juguete de su hermano, puedes preguntarle: «¿Qué puedes hacer para que tu hermano se sienta mejor?»

Deja espacio para los errores

Por desgracia, muchos niños se crían en una cultura del miedo y del refuerzo negativo. Este tipo de entorno inculca la idea de que los errores equivalen a un fracaso, pero no es así. Cada error es una oportunidad para aprender.

Deja a tu hijo el espacio necesario para equivocarse y no le presiones para que sea perfecto. De vez en cuando, su hijo fracasará, y eso está bien. Los fallos y las deficiencias forman parte del crecimiento, y todo el mundo comete errores. Lo importante es que los niños sean lo suficientemente valientes como para arriesgarse y aprender valiosas lecciones de sus propios errores.

Además, es importante que los padres recuerden centrarse en los esfuerzos de sus hijos en lugar de en sus defectos. El crecimiento es producto de su esfuerzo, y no es algo que se mida simplemente por los resultados.

Los niños independientes se convierten en adultos más autosuficientes, responsables y exitosos. Utiliza estos consejos para ayudarte a criar niños independientes.

Siguiente entrada

Acomoda la vivienda al bienestar de tu pequeño: seguridad, salud y ahorro

Sáb May 29 , 2021
Acomodar la vivienda al bienestar de nuestro bebé es uno de los primeros cometidos con los que hemos de cumplir en cuanto nos convertimos en […]