No soporto a mi hijo

No soporto a mi hijo

“No soporto  a mi hijo,  no soporto lo que hace, no soporto cómo se porta, no soporto lo que dice, no soporto cómo actúa y a veces hasta cómo se mueve”.

“No soporto que no me deje ver una película tranquilamente en casa”.

“No soporto  hablarle y que no me haga ningún caso”.

“No soporto  salir a un parque y que llegue a casa como una croqueta rebozado de arena con la ropa toda sucia”.

“No soporto  ver como se pelean entre hermanos”.

“No soporto  tener que escuchar gritos, llantos y risas a todas horas sin poder disfrutar del silencio”.

“No soporto  llevar el coche lleno de trastos suyos, migas de galletas y botellas de agua”.

“No soporto  llegar tarde a los sitios por su culpa”.

“No soporto  tener siempre la casa manga por hombro porque solo saben jugar y ensuciar”.

“No soporto  no poder dormir por las noches porque tienen que despertarse y despertarme para todo”.

“No soporto  no poder ir a un centro comercial de tiendas porque mi hijo no es capaz de estarse quieto y obedecerme”.

“No soporto  no poder hablar por teléfono porque siempre tiene que interrumpirme”.

“No soporto  que me manche la ropa con sus manos sucias”.

“No soporto  tener que repetir mil veces las cosas para que me obedezcan”.

mama-grita

¿Te has identificado con alguna o algunas de estas frases?

¿Tu hijo te escucha decirlas? ¿Siente que piensas así? ¿Qué mensaje le quieres transmitir?

Somos padres además de otras muchas cosas, pero somos padres y que nuestro hijo nos dé un abrazo con las manos sucias y nos manche nuestra camisa, que no podamos ir de compras con la tranquilidad que lo hacíamos antes de tener niños, que nos interrumpan cuando hablamos por teléfono… está incluido en el plan de padres.

afecto

“Ser padres es disfrutar de como tu hijo se mueve, juega, salta y grita”.

“Ser padres es disfrutar de ver una película con tus hijos al lado y en familia”.

“Ser padres es disfrutar hablando con tus hijos y mostrando el camino todas las veces que sea necesario hasta que sepan caminar solos”.

“Ser padres es disfrutar de tus hijos cuando están en el parque y regalarles una sonrisa y no un mal gesto cuando vemos su ropa sucia”.

“Ser padres es disfrutar de tus hijos en todo momento y aprender de ellos cuando por sí solos solucionan sus problemas de hermanos sin necesidad de intervenir”.

“Ser padres es disfrutar de la compañía y el sonido de la infancia y no el silencio de la soledad”.

“Ser padres es disfrutar de tus hijos y su compañía en cada viaje mirando en el asiento de atrás y viendo cada huella que dejan de su paso y su crecimiento”.

“Ser padres es disfrutar de esos momentos de prisas y carreras por llegar a la hora en familia, aprendiendo lo que es la vida y colaborando unos con otros”.

“Ser padres es disfrutar de una casa llena de luz y juegos de niños aprovechando todos esos momentos de juguetes tirados para endulzarte el día con sus historias y poder involucrarte en su mundo de juegos”.

“Ser padres es disfrutar de esas noches en las que tu hijo te necesita y solo tú puedes consolarle y borrar sus miedos y malos sueños con un simple abrazo y todo tu amor”.

“Ser padres es disfrutar cuando sales con tu hijo a un centro comercial y la vida ha cambiado de color pasando a ser todo un juego con risas y entusiasmo, no un simple día de compras en el que todo gira en torno a uno mismo”.

“Ser padres es disfrutar de tu hijo cuando reclama tu atención mientras hablas por teléfono y te pide a gritos participar de tu mundo  y acompañarte en todo”.

“Ser padres es disfrutar de tu hijo cuando con todo su amor viene a darte un abrazo con sus manos sucias para agradecerte lo rica que estaba su merienda”.

“Ser padres es disfrutar de tu hijo cuando colabora, cuando aprende con tu guía y ves su propia autonomía y no una sumisión por tener que obedecerte”.

La infancia de tu hijo no es para siempre, crecerá y dejará de ser un niño del que poder disfrutar.

Aprovecha cada segundo y cada acto que ocurra mientras te deje hacerlo. Llegará un día en el que el silencio volverá, la casa estará de nuevo ordenada, el sofá volverá a ser un lugar en el que poder ver películas en soledad y calma, la noche será eterna y echarás de menos esos abrazos siendo tú quien necesite su compañía.

crianza-positiva

Llegará todo eso que echas de menos cuando te conviertes en padre, volverá, pero mientras vuelve tienes algo de lo que disfrutar y aprovechar porque cuando quieras darte cuenta se habrá ido.

La vida te  ha dado la grandísima oportunidad de ser padre, disfruta de lo que tienes.

Para acercarte a un estilo de crianza positiva, en Criar en Positivo tenemos talleres, asesorías y consultas online. Si deseas información escribe a info@criarenpositivo.es

Puedes unirte a nuestro grupo de Facebook Educar con Disciplina Positiva donde encontrarás padres que como tú, quieren un cambio positivo en sus vidas.

También puedes seguirnos en facebook

10 thoughts on “No soporto a mi hijo

  1. Me parece todo maravilloso lo que decís pero yo no me siento tan sumamente maravillosa como para aguantar las rabietas de mi hijo a todas horas. Estoy deseando que llegue el lunes para llevarle a la guardería e ir a trabajar, es increíble la sensación tan buena que siento cuando le dejo en la puerta y no, no me arrepiento de pensar así y de ser mala madre. La maternidad es algo más que dedicarme plenamente a mi hijo, soy mujer, trabajadora, con vida social y profesional y estoy sumamente orgullosa de ello y no voy a perderlo por aguantar a mi hijo todo el dia

  2. Concuerdo contigo Amaya en tantas cosas… Antes me sentía apenada cuando me daba cuenta o alguien me hacia notar mis actitudes hacia mis hijos, en especial con el mayor. Pero ya no, estoy demasiado agotada intentando ser madre y a la vez ser esposa y ser mujer, demasiado agotada y estresada como para sentirme mal por la forma en que llamé la atención o lo que fuera.

  3. Si muy lindo todo. Pero somos seres humanos primero que nada. Y no somos perfectos. A mi, mis dos hijos me aturden, me agotan. Los amo, pero no poder ni siquera lavar dos platos seguidos sin que la nena llore para que la levante, sin que el mayor esté jugando a los gritos tan cerca de la casa de los vecinos. Fui madre por elección, pero a veces también miro a aquellas mujeres que pueden estar vestidas lindas al menos la mitad del dia, y no como yo que me visto bien y a la siguiente hora tengo que cambiarme algo porque ya tengo vómito por algún lado, etc. Me siento muy triste a veces, realmente muy triste. Siento que perdí muchas cosas. Cada día me veo más amargada y más decaída en el espejo. Estoy harta de limpiar y ordenar la casa todo el tiempo, y es que todavía son bastante chicos… Me siento un poco mejor cuando los dejo en la casa de su abuela o su tía por un rato para ir a hacer algún trámite o ir a la facultad. Y hasta vuelvo mejor para ellos. Necesitamos un respiro. No es todo risas la maternidad y paternidad. Son chicos, necesitan jugar y ensuciarse, correr, gritar y todo pero también uno se cansa.

  4. Yo tengo 3, pero el problema son la de 2 años y el de 7 meses. Los amo con todo mi ser, y se que no es su culpa pero no puedo más, estoy tan cansada y tan triste. Sufro de fibromialgia y migrañas es horrible no poder descansar nada, ser mamá, esposa, mujer y trabajar. Ya no se quien soy ya no me conozco, me siento tan culpable más porque ellos no tienen la culpa. La de 2 años es super hiperactiva y berrinchuda y el de 7 meses es super apegado a mi. No se que hacer pues trato de tomar el consejo y pensar que van a crecer. Pero no los soporto

  5. Mi maternidad , tan compleja he dejado mi vida de lado por mis hijos, ciertos días solo quiero escapar , luego recuerdo que les amo y ahora me volví dependiente de ellos, opte por trabajar los fines de semana para no verlos, en la semana hago sus rutina, tengo 2 hijos y ellos son niños, no los tolero, muero de pena por que no quiero recibir sus caricias y abrazos , odio sus peleas , gritos, estar siempre limpiando, cuando me siento agobiada me encierro en el baño o en la pieza para respirar y volver a ver si puedo mejorar mi actitud hacia ellos, a veces me funciona otras me deprimo. Prefiero estar sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.