Estrategias Positivas

¿Cómo mejorar la autoestima de tus hijos?

Los niños, nuestros niños, confían en nosotros cuando les decimos algo. Tus hijos creen en tí. Los padres somos su principal referencia para conocer y entender lo que les rodea: Cuando les adviertes que no toque algo porque está caliente, o cuando les dices que no crucen la calle porque el semáforo está en rojo… ¡Confían en tí mamá, confían en tí papá!

¿Y qué sucede cuando escuchan de tí que es un tonto? ¡tú no sirves para nada, eres un inútil! Si, si, si… también te creen. Muchas veces estos comentarios los hacemos a otras personas estando ellos presentes, mi hijo es un irresponsable, es un llorón, es una llorona. ¡Te creen! Ellos nos creen. Y aunque actúen como si el comentario que estás haciendo en ese momento acerca de ellos no les importara, en el fondo les afecta.

“Si quieres que tus hijos mejoren en algo, deja que te escuchen decir cosas maravillosas sobre ellos a los demás” Haim Ginott

autoestima niños

 

Este tipo de actitud la tenemos a veces los padres y cuando somos conscientes de que nos hemos equivocado al hacerlo, nos desmoralizamos. Sin embargo, de los errores se aprende y en lugar de sentirnos mal, vamos a utilizar esta equivocación para fomentar la confianza en los niños.

Cuando un niño se siente respetado y tenido en cuenta puede gestionar mucho mejor sus emociones y creer en sí mismo.

¿Cómo mejorar la autoestima de tus hijos?

Los padres no tenemos por qué ser perfectos, nuestras frases no tienen por qué ser siempre perfectas. Pero como sabemos que nuestras palabras tienen mucho peso en la crianza de nuestros hijos, comparto estos tips para que los practiques:

Empodera a tu hijo

Las investigaciones demuestran que las creencias de los niños determinan su comportamiento. Por ello, cuando observes algo positivo en tu hijo, dícelo: “He notado que estás trabajando muy concentrado en eso… Oye, vi que estabas enfadado con tu hermano, pero pudiste controlarte y no gritarle,  ¡Vaya, qué rápido has leído ese libro! Gracias por ayudarme a recoger la mesa en el desayuno… He notado que estás recordando cepillarte los dientes sin que nadie te lo diga”. Estas son observaciones específicas sobre lo que tu hijo “está haciendo”,  sin necesidad de decirle simplemente “eres inteligente” que no es demostrable como tal.

Enséñale a resolver conflictos

Guiarle para que pueda resolver las diferentes situaciones que se le presenten, es una excelente oportunidad para prepararlos para la vida. Por ejemplo, si ha olvidado hacer algo, en lugar de decirle: “Eres un olvidadizo. Siempre te olvidas de…” (y convertirlo en un problema en lugar de buscar la solución) pregunta: “¿Qué podrías hacer para que mañana lo recuerdes?” Con ello, le ayudas a pasar de “ser el problema” a convertirse en una persona que busca la solución al problema. Se centrará en soluciones y comenzará a buscar alternativas para recordar. Recuerda alentar cualquier progreso que haga, todos necesitamos aliento para conseguir nuestros objetivos.

Dale la oportunidad de tomar decisiones

Podemos empezar permitiéndoles elegir su ropa. Una opción es darle a elegir entre 3 mudas de ropa/zapatos o proporcionarles alguna recomendación (si hace frío o calor), sin embargo, es importante que ellos decidan. Esto no solo les ayudará a saber que pueden tomar decisiones sino que también les dará un aprendizaje si en el momento de elegir se equivocan.

Habla bien de tu hijo con otras personas estando él presente

Escuchar que hablas en positivo de él a otras personas le ayudará a fortalecer su autoestima. Es un refuerzo que hará que crea mucho más en él y con ello, se sentirá más seguro.

autoestima niños

No lo olvides: Tu hijo cree todo lo que le dices. Tus palabras actúan sobre él. ¡Tienes en tus manos una gran oportunidad!

Para acompañarte en este camino de crianza positiva, puedes formar parte de nuestro grupo de Facebook donde más padres van en tu misma dirección y filosofía de crianza.

También puedes seguirnos en facebook

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply